← Regresar a la lista de servicios

Restauraciones (calzas)

Utilizadas para prevenir la propagación de la caries dental o corregir cualquier daño estético, una restauración es solo una de las formas en que nuestros odontólogos preservan la salud de los dientes.  Ofrecemos anestesia local junto con sedación consciente (gas de la risa) para garantizar el máximo confort para nuestros pacientes. Hay dos tipos diferentes de restauraciones: la amalgama y la resina compuesta, cuyo color puede ser muy similar a la de tus dientes naturales.
 

Amalgama

amalgama-dental.jpg

Son compuestos de plata, cobre, mercurio y estaño, los empastes de amalgama son la opción más duradera y económica para nuestros pacientes. Duran hasta diez años y es menos probable que se caigan o se rompan. Comúnmente utilizados para rellenar las cavidades molares, los empastes de amalgama pueden resistir la presión generada al morder y se pueden administrar completamente en una sola visita. A pesar del contenido de mercurio, estos empastes son perfectamente seguros para cualquier persona.

Resinas

Dado que el color de un relleno de resina compuesta puede ser muy similar al diente natural, es la opción más estéticamente agradable. Sin embargo, su costo es más elevado y no tan fuerte como un relleno de amalgama. La resina compuesta es ideal para reparar dientes astillados o agrietados, rellenar un espacio entre los dientes, corregir la decoloración dental, proteger cualquier raíz expuesta de la recesión de las encías o cambiar la forma de los dientes. Los pacientes también pueden elegir resina compuesta para rellenos de cavidades.

odontologia-conservadora.jpg